Ideal publica una entrevista con Manuel Heredia

‘Flamenco sin tapujos’ reúne a Manuel Heredia y Jaime ‘El Parrón’ en el barranco de los Negros

El Festival de las Cuevas arranca con un espectáculo de cante por derecho donde también serán protagonistas la guitarra de Luis Mariano y el baile de Yolanda Cortés.

 El Museo Cuevas del Sacromonte – barranco de los Negros –  en colaboración con el Carmen de las Cuevas acoge hoy lunes el inicio de una nueva edición del Festival de las Cuevas a las 21:30h. En este arranque el cante sacromontano será protagonista en las voces de Jaime Heredia ‘El Parrón’ y su primo Manuel Heredia, un cantaor de  48 años admirado y querido por todo el panorama flamenco local.

 

Manuel, enhorabuena, recientemente ha debutado como abuelo

Gracias, ya era hora que estos niños se  me están casando muy tarde.

 

Usted en el cante debutó tarde

Bueno, con 16 o 17 años yo me iba con Juan de la Lucía y hacía mis cosas pero no fue hasta el 92 cuando Antonio Vallejo me cogió y me puso a cantar para bailar. Después estuve con Mariquilla y me llevó a Korea. Era la primera vez que salía de España y tenías que ver a todo mi barrio llorando. ¡Eso que solamente me fui para veinte días! Al regresar tenía a todo mi barrio esperándome.

 

¿Siempre ha vivido en el Camino del Sacromonte?

No. Nosotros vivíamos en la barriada de la Virgencica – entre la Chana y la Avenida de Pulianas – En el Sacromonte llevaré seis o siete años. Aquí comencé a hacer a amistad con mi primo Jaime por el trabajo en la Venta ‘El Gallo’, aunque ambos sabíamos que éramos familia por el parentesco entre nuestros abuelos.

 

A ambos también le ha salido una hija cantaora. ¿Qué le aconsejó usted a la suya?

Que siempre haga lo que le guste y que escuche lo de atrás, a mujeres como Fernanda de Utrera.

 

El año que viene entra en la familia un yerno guitarrista ¿Se está completando el cuadro flamenco?

Claro, ya nada más nos falta un bailaor o una bailaora (Risas) Marcos es muy ‘apañao’ y muy buena persona, espero que él y mi Fita sean muy felices.

 

Los bauticé a Jaime y a usted como ‘Zipi y Zape’ ¿Qué les parece el apodo?

¡Qué tienes mucha guasa! Fuera de bromas, sabemos que los haces por la amistad que demostramos en el escenario y por el cariño que nos tienes.

 

¡Es que las personas como ustedes se hacen querer!

Gracias. Nosotros desde nuestro espectáculo nos queremos también acordar de Enrique Morente y el Niño de las Almendras. Dos personas que amaban Granada y a los que todos adorábamos. En mi repertorio yo voy a hacer la granaína y media que grabó José en el disco ‘Ciprés y jazmín’ y una caña de José ‘El Granaino’ que bordaba Enrique. Ya que las instituciones parecen no acordarse de los flamencos que se han ido tendremos que hacerlo nosotros dentro de nuestras posibilidades.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *